Localidades asomadas al lago

Una zona sugestiva, con llamadas a la poesía y a la literatura, querida por poetas románticos y escritores contemporáneos. La región de lagos italianos incluye el Lago de Garda, el Lago de Como y el Lago Maggiore, lugares fascinosos y extraordinarios, donde las cumbres nevadas degradan dulcemente hacia las riberas, los elegantes jardines y las villas antiguas que dominan las agradables ciudades lacustres.

Además de estos tres grandes lagos, Italia es renombrada también por el pequeño y casi desconocido Lago Iseo, un lago largo y estrecho, caracterizado por la presencia de una isla poblada a su interior, pero también por agradables aldeas en sus orillas. El Lago Trasimeno, un destino tranquilo, perfecto para quienes buscan bellezas naturales y un camino a la descubierta de la maravillosa Isla Maggiore. El Lago de Bracciano, amplio y circular, baña muchas fascinosas ciudades históricas; y por último el Lago de Bolsena, de origen vulcánico, rodeado por viñas y con dos pequeñas islas a su interior.

Las orillas del Lago Iseo son ricas en recursos naturales así como en localidades turísticas y costeras. Renombrado por sus bellezas naturales y por los burgos que se encuentran en sus riberas, es célebre incluso por Monte Isola, la isla lacustre más grande de Italia.

El Lago de Garda, uno de los más importantes destinos turísticos italianos, ofrece numerosas posibilidades de diversión y relajamiento, de los deportes acuáticos a los centros termales, de las ciudades de arte como Sirmione y Desenzano, a los grandes parques de diversión como Gardaland y Caneva World. Junto a la amplia oferta hotelera, que espacia de los hoteles de lujo del Lago de Garda a las soluciones más baratas como B&B y hostales, propone espléndidos panoramas, un clima templado y una óptima cocina.

... ¡y prepara las maletas! ¡Recibe las mejores ofertas y los descuentos directamente en tu correo!