Principales balnearios italianos

La riqueza de aguas termales y minerales conocidas en todo el mundo hizo de Italia el destino ideal para los aficionados de turismo balneario, siempre en busca de vacaciones de bienestar y tratamientos de belleza.

Abano Terme es renombrada por sus fangos, tratamientos aconsejados a los que padecen enfermedades reumáticas y trastornos del aparato respiratorio, enriquecidos por las fuentes cálidas de las Colinas Euganeas. Sirmione se le conoce por sus fuentes sulfúreas y es perfecta para los que están interesados en inhalaciones y fangos. Montecatini Terme, en cambio, con sus aguas minerales es perfecta para los que sufren trastornos del aparato digestivo. En la parte meridional de Italia hay muchos balnearios cerca del Golfo de Nápoles, entre los principales destaca Ischia, célebre por sus aguas radiactivas, óptimas para cuidar artritis, reumatismos, obesidad y trastornos del metabolismo.

Lamezia Terme, ciudad que se asoma hacia el golfo de Sant'Eufemia, es uno de los principales puntos de referencia de los vacacionales directos a las costas de Calabria. Los hoteles de Lamezia Terme cerca del aeropuerto, son la base ideal antes de alcanzar otras famosas localidades balnearias como Capo Vaticano, Tropea y Amantea.

Puesta en una zona vulcánica inactiva, es la joya de las Colinas Euganeas; con un clima templado durante todo el año, Abano Terme no es sólo el balneario más grande de Europa, sino también el más antiguo. Es la ciudad ideal para una estancia de descanso y relajamiento.

... ¡y prepara las maletas! ¡Recibe las mejores ofertas y los descuentos directamente en tu correo!